Black Friday

Adoro el Black Friday, al igual que cualquier otra fecha en la que me hagan descuentos en mis compras. Porque es ese día en el que las botas que querías están a mitad de precio y ahorras un montón.

Pero también puede convertirse en el día en que te vuelves loca comprando mil cosas inútiles  porque están rebajadas. Y eso no puede ser! Porque las Navidades están a la vuelta de la esquina y si ya empezamos así mal vamos…

black-friday

Por eso hoy os traigo 5 consejos para salir victoriosas del Black Friday (con todo el saldo de la tarjeta de crédito a salvo):

  1. Haz una lista (escrita para que no puedas hacer trampas) con las cosas que llevas queriendo meses y no te has podido comprar: una tablet nueva, las botas Ugg que son tan caras… qué se yo. Esos serán tus objetivos! Ya sé que no es un consejo original, pero sigue siendo el mejor.
  2. Evita los centros comerciales grandes. No por nada, que me encantan… pero os imagináis qué colas puede haber a la entrada de Parque Principado (uy, perdón, que ahora es Intu Asturias)? Un viernes, lluvioso, y con descuentos… Sólo llegar a la puerta os va a costar media tarde. Si quieres algo de Media Markt o del Corte Inglés mi consejo es que lo encargues online y te evites complicaciones.
  3. Cotillea las RRSS de las tiendecitas locales para ver lo que te interesa. Puedes descubrir auténticos tesoros en ellas y estos días ya han ido anunciando sus descuentos. Y te preguntarás, por qué no voy a pasear por las tiendas? Pues para no caer en la tentación!!! Si ves algo que te guste, directa a por ello; pero prohibido salir “sólo por echar un vistazo a ver si encuentro algo”. Las dos lo sabemos, así encontrarás muuuuuuchas cosas.
  4. Llama a tu mejor amiga… pero a la borde. Así evitaréis comprar las mismas cosas, y seréis dos contra las masas de mujeres locas por los descuentos. Y lo que es más importante, te dirá cuándo ese vestido que te encanta te queda horrible (evitándote una compra destinada a quedar escondida en el fondo de tu armario).
  5. Y si ves que ninguno de estos consejos te parece bueno y tienes unas ganas locas de salir VISA en ristre… ponte la peli Confesiones de una compradora compulsiva, hazte unas palomitas y deja las compras para Navidad.

Yo voy a ponerme ya con la película que veo que me están flaquenado las fuerzas (ayer bajé a recoger un paquete a la tienda Outlet del barrio y vi unos jerseys taaaaan bonitos… que por cierto ya no me cabrían en el cajón…)

Deja un comentario